Tag Archives: Poli Delano

Partida de Poli Délano

Por Diego Muñoz Valenzuela

 

Querido Poli:

            Nuestra historia es antigua, se entrecruza desde los inicios, por la amistad entre nuestros padres, vinculados por la literatura y las esperanzas de construir un mundo mejor. Mis primeras noticias de tu existencia provienen de comienzos de los 60, cuando de la mano de Inés y Diego -mis padres- concurrí por primera vez a la casa de Luis Enrique y Lola -los tuyos- en Cartagena. Para mí una fiesta, porque era una casa muy extravagante, repleta de tesoros artísticos provenientes de lugares exóticos y lejanos. Además, muy poblada de animales. En particular recuerdo la epifanía que me provocó la visión de una gran jaula habitada por toda clase de aves maravillosas: faisanes imitando el arcoíris, moñudas gallinas blancas con elegantes polainas, orgullosos gallos de la pasión cantando con pecho inflado, tímidas perdices inflamadas de inquietud. Fue una imagen que quedó hondamente grabada  en mi conciencia. Me pasaba horas contemplando ese pequeño paraíso donde convivían, más o menos sanamente, especies tan bellas y diferentes. Y esa imagen puebla obsesivamente los deseos que quisiera cumplir en los años que vienen.

¡Hasta siempre,Compañero!

Por Edmundo Moure

Dura noticia es, en esta fría mañana de agosto, enterarme de la partida del entrañable compañero y fiel amigo, notable narrador chileno, Poli Délano, a los 81 años de edad. Había nacido en julio de 1936, en Madrid, en las horas previas al inicio de la Guerra Civil Española, cuando su padre, el también ilustre Luis Enrique Délano, cumplía funciones diplomáticas en la capital madrileña.
Una larga vida de viajes, extrañamientos y exilios.

Las viejas heridas

 Por Edmundo Moure

Como si se me hubiera muerto el cielo
de España me separo:
salgo en un tren precipitado al hielo
de su materna piedra, de su fuego preclaro.

Miguel Hernández

Guerra-Civil-9

Si el dolor del recuerdo se hace insoportable, es preciso olvidar. Pero no siempre logramos tender un piadoso manto de olvido sobre las penurias del pasado. Entonces, cabe hacer frente al peso de la remembranza, apelando al beneficio de la reflexión y quizá a un atisbo de sabiduría, para superar el porfiado escozor de las viejas heridas.

La ficción del recuerdo

Del Zanjón de la Aguada a Doctor en Lingüística en la Sorbona.

Entrevista con el Doctor en Lingüística Don Gerardo Álvarez; Profesor Titular de la Universidad Laval de Quebec, Canadá, y autor del libro “Sur, el Zanjón y después…” (“La ficción del recuerdo”).

          Gerardo Álvarez, nace en 1932 en Santiago de Chile y a comienzos de los años 40 su familia llega a vivir a la calle Silva, frente al Zanjón de la Aguada, que en aquel entonces marcaba el límite sur del radio urbano de la capital. Más allá se extendían fundos y todo tipo de predios y potreros, corrían acequias y los vacunos correteaban alegremente entre vacas y caballos que pastaban apacibles.

En la Vieja  Europa soplaban vientos de guerra, acababa de iniciarse la Segunda Guerra Mundial y en Chile gobernaba Don Pedro Aguirre Cerda, un profesor radical que se alzó con la mayoría en las urnas dándole el triunfo al Frente Popular.

En aquel barrio “bravo” de la Comuna de San Miguel, entre la “Feria El Tatersall” que a través de unos amplios corredores empalmaba con El Matadero y la estación del ferrocarril San Diego, junto a las aguas achocolatadas del canal, transcurrió la infancia de Gerardo Álvarez. Aquel fue su terreno de juegos.

         Hijo de un carabinero y de una dueña de casa, con enormes dificultades para costearse la vida, sorteando las adversidades y guiado por una sólida vocación y una determinación a toda prueba realizó, tras estudiar en un liceo nocturno, la proeza de ingresar al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile donde muy pronto se recibió de profesor de francés y después realizó la otra proeza, acaso mayor, de sacar un Máster en Educación en la Universidad de Michigan, Estados Unidos,  y finalmente coronó sus estudios en la ciudad de París, en 1968, con el grado de Doctor en Lingüística.

El libro de memoria ficcionada “Sur, el zanjón y después…” editado por Signo Editorial y que ya fue presentado durante el año 2014 en Concepción y en la ciudad de Quebec en Canada, sera lanzado este miercoles 22 de octubre en el Restaurante Chan Cho Seis, en Huerfanos 3025, casi esquina Maipú, en el antiguo barrio Yungay, a las 20,00 horas por el poeta y traductor Leo Lobos y el narrador Jorge Calvo, además se ofrecera un recital de tango a cargo de Pablo Calvo. La entrada es gratuita.

Crear espacios de libertad

Conversando con Ricardo Willson, Poeta y Presidente de la UEJ 1976-1978.

Conocí a Ricardo Willson por allá por el año 1976 en la Casa de los Escritores de Chile, en calle Almirante Simpson, muy cerca de la Plaza Italia, en pleno centro de Santiago. Yo aún no daba mis primeros pasos en el mundo de las letras, pretendía dedicarme a la escritura y andaba a la búsqueda de un espacio donde pudiera mostrar mis relatos, analizarlos junto a otras personas, obtener una opinión crítica, discutirlos… Buscaba aprender el proceso de la creación y un día escribir un texto de ficción. Eran años difíciles, el golpe militar -al perseguir a escritores conocidos-, los empujo al exilio. Además había cerrado editoriales, librerías y revistas. El debate abierto había dejado de existir y el conjunto de la sociedad chilena se encontraba sumida en un periodo de Apagón Cultural… En estos aciagos y tenebrosos días llegué a la SECH,donde encontré un grupo de gente joven –en su mayoría poetas- movidos por un hambre similar al mío. Los lideraba Ricardo Willson. Aquel día, en ese lugar nació la Unión de Escritores Jóvenes (UEJ). Se crearon talleres. La enorme mayoría se fue a los de poesía. Junto a otras dos personas yo quede en el de narrativa. Aquella experiencia fue sumamente importante, encontré el estimulo y el ambiente adecuados para desarrollar las herramientas que me permitieron escribir mi primer cuento Se acabaron los cigarrillos, que obtuvo el primer lugar en un concurso el año 1979 y, al año siguiente, fue incorporado a la antología Cuentos Chilenos Contemporáneos de editorial Andrés Bello. De este movimiento nacieron muchos otros poetas y escritores que hoy ocupan lugares destacados en las letras del país. Evoco ahora a Antonio Gil y Ricardo Willson “improvisando” un poema a la limón…