Tag Archives: Jorge Teillier

Vida y muerte de una revista literaria

Por Hernán Ortega Parada

Durante el año en curso (2017) se está presentando al Fondo del Libro, como Proyecto 2018 de rescate patrimonial, la colección completa de la revista literaria Huelén (1980-1984). Esto es todavía un sueño.

La revista se gestó en el corazón del taller literario homónimo, fundado en 1979, bajo la protección del Instituto Goethe. Martín Cerda fue contratado como monitor, hecho que duró cinco años. En las sesiones con el maestro no se hablaba de poesía. Quizás no quería escuchar o leer textos poéticos de personas que estaban lejos de la maestría. Debido a eso se creó un grupo de poetas que, bajo el mismo alero de Huelén, entró a reunirse los sábados a las 17 horas en Av. España 795, a veces hasta cerca del toque de queda. Este núcleo fue intensamente infiltrado por los servicios secretos del gobierno a través de falsos amigos. Sin embargo, fue una experiencia literaria buena porque concurrían poetas de otras ciudades y que, después, ayudaron a difundir la revista cuando, de verdad, deseábamos transgredir los límites de la capital.

Agujero negro para Rojas

Por Juan Carlos Mestre

Juan Carlos Mestre- Gonzalo Rojas-Antonio Gamoneda

Juan Carlos Mestre- Gonzalo Rojas-Antonio Gamoneda

Juan Carlos Mestre, Premio Nacional de España, poeta que vivió en Concepción, Chile, cuando era joven y conoció muy bien a Gonzalo Rojas. En el presente texto hace una semblanza donde intercala frases, expresiones anécdotas de Gonzalo. Por eso el texto está cargado de chilenismos y jocosidad vernácula.

Despedida a Cecilia Casanova

Por Cecilia Atria

Cecilia Casanova

Tarde descubrí a Cecilia Casanova (1926-2014), una de las más importantes figuras literarias de la llamada generación del cincuenta, como Enrique Lihn y Jorge Teillier, entre otros. Fue gracias a una entrevista que el año 2011 le hiciera Cristián Warnken en Una Belleza Nueva.  Luego de eso, comencé a buscar su poesía. Y me fasciné con su sensibilidad.

Me hubiese gustado haber tenido tiempo para conocerla, haberme dado ese tiempo. Estaba precisamente planeando un homenaje para ella en la Escuela de Folklore y Oficios de la Reina, con la folklorista Natalia Contesse, cuando me enteré de su muerte, el primer domingo de noviembre, a la edad de 92 años. Mi tristeza, sin embargo, fue leve. Imaginé que los pájaros volaban con ella al cielo de los buenos poetas y eso me gustó.

Debe existir ese cielo en algún sitio y Cecilia Casanova de seguro entró en él. Leerla sonsaca la belleza del alma. De sus escritos, dice Warnken: “Sin moverse de su jardín y su alma, esta mujer ha creado un mundo poético propio, desde la intuición y el don. Sus poemas son breves relámpagos que nos invitan a detenernos, oír, mirar y sentir.”

Una vida bajo la escritura

CactusCultural.cl con Hernan  Ortega Parada

 

Para todos quienes conocen la actividad literaria chilena de las últimas décadas y especialmente lo que significaba ejercer el oficio en aquel difícil periodo de “apagón cultural”, en los aciagos años de la dictadura, de seguro les resultara familiar el nombre de Hernán Ortega Parada y toda la incesante actividad desplegada por el grupo literario Huelen que por aquel entonces funcionó bajo el alero del Instituto Goethe bajo las sabias enseñanzas del Maestro y ensayista Martin Cerda. En aquel periodo nace también la revista Literaria Huelen dirigida por Hernán Ortega Parada y donde colaboraron de manera permanente destacados escritores como Martin Cerda, Edmundo Moure, Paz Molina, Ramón Camaño y Jorge Calvo junto a muchísimos otros nombres de enorme relevancia en la literatura nacional que hacían llegar sus aportes, sin otro interés que el de mantener abierto un espacio donde las palabras libertad y democracia continuaran latiendo: Francisco Coloane, Nicanor Parra, Humberto Díaz Casanueva, Antonio Montero, Raúl Zurita, Carlos Olivares, Jorge Teillier, Ramón Díaz Eterovic, Diego Muñoz Valenzuela, Álvaro Cuadra y tantos otros… Sin lugar a dudas la inmensa e incansable labor desplegada por Hernán Ortega Parada a lo largo de aquellos años hicieron posible este milagro destinado a perdurar en las páginas de los actos valiosos de la historia de este país.

  Hernán Ortega Parada, poeta, escritor y ensayista ha continuado su labor y por estos días, en la Feria Internacional del Libro de Santiago (2014) acaba de presentar sus dos más recientes libros sobre la arquitectura del escritor; una segunda edición sobre Jorge Teillier y el último sobre Raúl Zurita, ambos bajo el sello de Ediciones Universitarias de Valparaiso.

Dialogo con la Poesía-entrevista a Gustavo Adolfo Becerra

 Por Jorge Hernán Calvo

Gustavo Adolfo Becerra: (1954) escritor y cineasta chileno.
Ha sido Consultor de la FAO, Director General de la Gran Gala sobre Neruda realizada en el Teatro Nacional de Costa Rica, Jurado del X Festival Internacional de Cine de Costa Rica y en República Dominicana, Agregado Cultural de Chile para Centroamérica, Director de Contenidos del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, Asesor del Ministerio de Agricultura, Director de la Casa de la Cultural “Anáhuac”, Coordinador Ejecutivo de la Vicaría Esperanza Joven del Arzobispado de Santiago.

La memoria: Un bien de la humanidad.

Paloma Whinnet

Por Irene Alvear desde Estocolmo.

 

Presentación del libro de memoria poética poética: “La libertad no es un sueño”
Jueves 5 de diciembre de 2013, Biblioteca Internacional, Estocolmo, Suecia.

Locución: Alejandra Donoso, profesora de la Universidad de Estocolmo
Presentación del libro: Sergio Infante (antologado), profesor de Literatura Hispanoamericana, Universidad de Estocolmo
Charla sobre historia del libro: Birgitta Leander, doctora en Antropología y esposa de uno de los compiladores, Raúl Silva-Cáceres.
Lectura de poemas del libro a cargo de: Patricio Zamorano, Paloma Winneth
Participación especial con la lectura de un poema: Oliver Welden, poeta (antologado).
Producción: Sergio Infante, Irene Alvear.

Ángeles

Cabildo

Un cuento de Edgardo Mardones.

“…como un fogonazo, aparecen las imágenes: es de noche y van en la camioneta, regresan de La Ligua, su padre ha estado bebiendo copiosamente con unos amigos, él dormita a su lado, cuando siente un fuerte golpe en el parachoque, abre sus ojos y observa cómo el cuerpo de un hombre es lanzado violentamente varios metros hacia un costado de la carretera, perdiéndose en la oscuridad. De reojo y sin que su padre lo note, observa el rostro desencajado y medio ebrio de su padre, quien sin titubear, continúa su camino velozmente…”