Reseña libro: El emisario Secreto de Jorge Calvo

Por María de los Ángeles Barrera,
Directora de Lectores en tránsito

La técnica o ejercicio escritural como tal, no sólo representa el desafío de empalmar las ideas adecuadas para lograr la continuidad de un relato, sino que incluye la propuesta emocional de la misma. Escribir no es sólo la práctica de llevar al papel los vocablos, es la amalgama entre lo que se lee y se escribe, esta aleación entre la diversidad de lecturas y los escritos confiere a cada escritor un estilo propio y en consecuencia una voz particular.

Jorge Calvo Rojas, escritor chileno, tiene oficio y técnica. Sus obras han sido premiadas, traducidas y valoradas tanto en nuestro país como en el extranjero, además de encabezar talleres literarios y dirigir su propia editorial.  Los nueve relatos que nos presenta en El Emisario secreto, tienen una prosa exuberante e historias que tienen el sello del erotismo en una forma elegante y precisa, lo que no es fácil de lograr. Sus personajes están todos bien enmarcados en un tiempo y lugar y las historias que suceden en Chile son reconocibles; por ejemplo, en “Lecturas iniciáticas” que abre los fuegos, podemos evocar las calles de Santiago y al mismo tiempo nos invita a “iniciar” lecturas de autores como André Malraux (París, 1901 – 1976), Naguib Mahfuz. (El Cairo, 1911-2006), por nombrar algunos.

 

Narrar literatura erótica, mantener la delicadeza y la sensualidad alejada de la vulgaridad no es un cometido fácil. Sin embargo, el autor demuestra su astucia y su manejo de vocabulario sin caer en lugares comunes o frases hechas. Y se agradece que evite el fetichismo y las exageraciones.

 

Una de las fortalezas de los cuentos reunidos es la naturalidad con la que los personajes se presentan en escenas cotidianas y reconocibles. Los protagonistas, las descripciones de lugares y sucesos es siempre precisa, acotada con un ritmo en aceleración cuando la descripción nos lleva a los momentos eróticos, en unos relatos más enfáticos que otros. Distingo en este sentido los cuentos: “Ante ellos por miedo”, “Un buen cliente” y la narración que da el título a este compilado “El Emisario secreto”, en todos ellos los acontecimientos concupiscentes son narrados con gracia y estilo.

 

El autor no sólo conoce su oficio y lo maneja a gusto, sino también es un destacado jugador de ajedrez y como buen estratega, este juego convertido en deporte por el Comité Olímpico Internacional no podía faltar. “La celada decisiva”, nos introduce en los últimos años de la década del ’20 y nos propone la fabulosa historia de un jugador convertido en mito al no perder nunca una partida.

 

El universo erótico creado por Jorge Calvo en este libro, presenta personajes principales que no tienen nombre ni edad. Sus personajes femeninos, agobiados por la rutina y por ceder en “Tedio y vértigo” y “Sin embargo el magma”, respectivamente. En ambos las protagonistas se desdibujan de sí mismas en las situaciones amatorias, pero sin librarse de su agonía.

 

En los relatos: “Lecturas iniciáticas”, “Tren al sur”, “La última trinchera” y “Un buen cliente”, los protagonistas masculinos, relatan en primera persona sus acontecimientos, en tiempo presente, concediéndonos como lectores ir acompañándolos en sus acciones. Cada uno de ellos, con personalidad y carácter bien definidos.

 

No sólo hay sensualidad, también hay crítica social, por ejemplo, en el relato “Un buen cliente”, el autor imprime al centro comercial (mall) el significado de “catedral de nuestro tiempo”, una metáfora que combina con el carácter propio del protagonista que manifiesta durante toda la narración su indignación por el trato entre vendedor y cliente. Siguiendo el lineamiento de crítica social “La última trinchera”, nos permite descubrir el mundo desolado de los centros psiquiátricos.

 

El Emisario secreto nos presenta, historias sensuales, inteligentes, con personajes bien definidos, con escenas amatorias elegantemente descritas. Se supeJra así mismo el escritor, evitando repetirse, evitando que los relatos se parezcan entre sí, y eso finalmente es lo que el lector agradece.

 


 

 Jorge Calvo. (Santiago de Chile en 1952) es cuentista, novelista, Director literario de Cactuscultural.cl y Director de Narrativa y Difusión de Signo Editorial Ltda. En 1967, siendo alumno en el Liceo de Aplicación, obtiene el primer premio en el concurso de cuentos convocado por el Colegio La Maisonette, y el auspicio del Ministerio de Educación. Ha recibido diversos galardones literarios tanto en Chile como en Suecia, país en el que residió quince años. Durante la década de los ochenta fue editor de narrativa de la revista literaria Huelen y colaborador en la revista de literatura sueca Res-publica.

 

 Sus cuentos han sido incorporados a diversas antologías y textos de carácter colectivo y también se han publicado en numerosas revistas. Entre sus premios destacan en 1994 la beca Klas de Vylder al mejor escritor extranjero residente en Suecia. En el 2000 recibe la Beca del Consejo Nacional del Libro y la Lectura.

 

 Sus libros de cuento: No queda tiempo, Ediciones Obsidiana, 1985. Fin de la Inocencia, Editorial Aura Latina 2003 (Premio Municipalidad de Santiago-2004) El emisario secreto Editorial Aura Latina 2004 y en versión digital Ediciones Montecristo 2017.

 

Novelas: La partida, última edición SIGNO Editorial, 2014, La ciudad de fin de los tiempos Ur Ediciones, 2010, El viejo que subió un peldaño, SIGNO Editorial, 2016.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *