El surrealismo persigue una revolución metafísica.

“Es mejor ignorar que nuestras raíces se abandonaron a cielos equivocados
Que al nacer interrumpimos a esas serpientes
Que son las herramientas de la tempestad
Es mejor no guardar memoria, todos vivieron bajo una lámpara culpable…”

Cactus Cultural conversa con el poeta Rodrigo Verdugo

1.- ¿Cuéntanos un poco cómo se origina tu acercamiento a la poesía?

Desde niño tuve por así decirlo ciertas inquietudes intelectuales, que fueron favorecidas por mi entorno familiar mas cercano, mi madre Patricia Pizarro Silva me llevaba todos los días domingos a distintos museos capitalinos como por ejemplo el Museo Histórico Nacional, el Museo de Santiago Casa Colorada, Museo de arte Precolombino etc, también y por vivir yo en el sector de Plaza Italia me llevaban a recorrer el barrio bellavista, de manera que pude conocer los distintos escenarios artísticos donde se libraba la lucha contra la dictadura, recuerdo “El cafe del Cerro”, “La casa de la Constitución”, y dentro del sector plaza Italia “La casona de San Isidro” “El centro cultural Mapocho”, mas al centro “La casa Kamarundy” “El rincón de los Teatinos ” “La peña Chile ríe y canta” etc, y ser testigo varias veces de las protestas y movilizaciones que se realizaban en ese entorno. Recuerdo que a los ocho años mi aspiración era convertirme en historiador, admiraba a Diego Barros Arana, Francisco Antonio Encina, Walterio Millar, mi abuelo el historiador Alejandro Pizarro Soto (primo del poeta Gonzalo Rojas Pizarro y hermano de la folklorista Gabriela Pizarro Soto) nos visitaba frecuentemente llevándonos libros y recortes sobre historia de Chile. Debo mencionar ademas las visitas que realizábamos al Museo Benjamin Vicuña Mackenna (en esa época era director Carlos Ruiz Tagle) y a la biblioteca que está detrás de ese museo, allí recuerdo la figura del bibliotecario Osvaldo Muñoz, figura clave tambièn en mi acercamiento de ese entonces a la historiografia. Luego pase por la pintura, influido por diversos estímulos visuales que veia a diario en las murallas de la ciudad de Santiago, como los murales del Mono Gonzalez, fue también en este sentido muy importante haber visto varios capítulos del programa televisivo “Ojo con el arte” que conducía Nemesio Antunez, compraba listones y telas y armábamos marcos junto a un primo, teníamos la ambición de ser pintores, nuestros referentes eran Juan Francisco Gonzalez, Pedro Lira, Pablo Burchard, Roberto Matta, etc. El año 1991 comienzo a interesarme en la poesía, escribo unos poemas emulando si saber a Gustavo Adolfo Becquer en un cuaderno escolar que desapareció en manos del inspector del colegio donde estudiaba en ese entonces, eran textos de amor escritos quizá a una compañera de curso. Luego de que esos textos se perdieran, volví a escribir, pero sobre hechos de mi infancia, puntualmente sucesos de índole paranormal que sucedieron en lugares donde viví, ademas fue clave haber visto un documental sobre la casa de Pablo Neruda en Isla Negra, conducido por el poeta Raúl Zurita, este hecho junto con haber encontrado dos libros uno del poeta Amado Nervo y otro del poeta Luis Rojas Gallardo en una casa que arrendaban amigos de mis familiares en la calle Garcia Reyes, fueron decisivos para continuar con la escritura poética en forma mas sistemática. El primer poema que publique, fue escrito el año 1992, era un texto de homenaje al minero, fue escrito durante un exilio a la ciudad de Arica, recuerdo que un profesor de religión que ademas era escritor Charles Abello, lo envió (sin yo saberlo) a un concurso literario a nivel de enseñanza media de un colegio de Ñuñoa, el texto gano el primer lugar siendo publicado en el Boletín de la Fundaciòn Neruda, Desde ese entonces empece a comprar libros de poesía Chilena, primero en la Libreria de Luis Rivano, luego en la librería de Octavio Rivano y después en la Libreria “El Cid” de Carlos Vivar, y en 1993 ingrese al taller poesía “Isla Negra ” del poeta Edmundo Herrera, en la Sociedad de Escritores de Chile.

2.- ¿Por qué razón poesia surrealista y cómo la defines?

Como te decía, yo empece a escribir sobre sucesos de índole paranormal, de manera que la mayoría de esos textos presentan una abundancia de metáforas y sinestesias, con matices esotéricos. Cuando comencé a interiorizarme de la historia de la literatura universal, descubrí lo que se denominan las “Vanguardias” y dentro de estas, encontré que existía una gran afinidad electiva entre lo que yo realizaba y el surrealismo, sin dejar de mencionar también mis acercamientos al Simbolismo y al Romanticismo, sin embargo me interese en el Surrealismo
y en figuras epigonales como Andre Bretòn, Antonin Artaud, Paul Eluard, etc, por ese entonces me prestaron la “Antología de poesía surrealista” del poeta argentino Aldo Pellegrini, lo cual termino por corroborar mi filiación con el surrealismo, por considerar que toda la poesía, pintura, y cine surrealista es el resultado de una indagaciòn en las zonas más recónditas y oscuras del espíritu humano, y por ende en las múltiples dimensiones de la realidad. Existe una definición de surrealismo propuesta por Andre Bretón, pero esta definición esta más allá de un ideario estético, es decir lo que persigue el surrealismo es una revolución metafísica.
3. ¿Cuáles son tus poetas favoritos y por favor da algunos ejemplos con poemas?
Tengo un gran interés en lo que es la literatura chilena en general. Respecto a los poetas que he leido y estudiado, estos son en su mayoria poetas vinculados con las vanguardias. Mencionare a: Enrique Lihn, Efrain Barquero, Gonzalo Rojas, Vicente Huidobro, Pablo De Rokha, Humberto Diaz Casanueva, Rosamel del Valle, Enrique Gomez Correa, Braulio Arenas, Teofilo Cid, Jorge Caceres, Boris Calderòn, Gustavo Ossorio, Victoriano Vicario, Jaime Rayo, Heriberto Rocuant, Damaso Ogaz, Carlos De Rokha, Hugo Goldsack, Antonio de Undurraga etc.
Textos de estos poetas que creo que son relevantes y que figuran en varias antologias de poesia chilena serian La pieza oscura de Enrique Lihn, Altazor de Vicente Huidobro, El canto del Macho anciano de Pablo De Rokha, Al silencio, de Gonzalo Rojas, Requiem, de Humberto Diaz Casanueva, El viajero y sus raices de Rosamel del Valle, El espectro del amor de Enrique Gomez Correa etc. Son en su mayoria textos bastante extensos, cito algunos fragmentos de algunos de ellos:

La pieza oscura de Enrique Lihn:

“La mixtura del aire en la pieza oscura, como si el cielorraso hubiera amenazado
una vaga llovizna sangrienta.
De ese licor inhalamos, la nariz sucia, símbolo de inocencia y de precocidad
juntos para reanudar nuestra lucha en secreto, por no sabíamos no ignorábamos qué causa;
juegos de manos y de pies, dos veces villanos, pero igualmente dulces
que una primera pérdida de sangre vengada a dientes y uñas o, para una muchacha
dulces como una primera efusión de su sangre”.

Altazor, de Vicente Huidobro                                                                                                                                           

“Silencio, la tierra va a dar a luz un árbol
La muerte se ha dormido en el cuello de un cisne
y cada pluma tiene un distinto temblor.
Ahora que Dios se sienta sobre la tempestad
Que pedazos de cielo caen y se enredan en la selva
Y que el tifón despeina las barbas del pirata
Ahora sacad la muerta al viento
para que el viento abra sus ojos”

Canto del Macho Anciano, de Pablo de Rokha:

“Sentado a la sombra inmortal de un sepulcro,
o enarbolando el gran anillo matrimonial herido a la manera de palomas
….. que se deshojan como congojas,
escarbo los últimos atardeceres.
Como quien arroja un libro de botellas tristes a la Mar-Océano
o una enorme piedra de humo echando sin embargo espanto a los acantilados
…………… de la historia
o acaso un pájaro muerto que gotea llanto,
voy lanzando los peñascos inexorables del pretérito
contra la muralla negra.

Al silencio , Gonzalo Rojas

“Oh voz, única voz: todo el hueco del mar,
todo el hueco del mar no bastaría,
todo el hueco del cielo,
toda la cavidad de la hermosura
no bastaría para contenerte,
y aunque el hombre callara y este mundo se hundiera,
oh majestad, tú nunca,
tú nunca cesarías de estar en todas partes,
porque te sobra el tiempo y el ser, única voz”,

Réquiem, Humberto Díaz Casanueva

“Como un centinela helado pregunto: ¿quién se esconde en el tiempo y me mira?
Algo pasa temblando, algo estremece el follaje de la noche, el sueño
errante afina mis sentidos, el oído mortal escucha el quejido del perro de los campos.
Mirad al que empuja el árbol sahumado y se fatiga y derrama blancos
cabellos, parece un vivo.
Pero no responde nadie sino mi corazón que tiran
reciamente con una larga soga”.

El espectro del amor, Enrique Gómez Correa

“Los delirios me han despertado los sentidos
Y he visto a una mujer lujosamente fea
Que se defendía
Del hombre con una pluma de gavilán.
Los escasos muros caían
Como arrasados por la luz
Y el hombre era alto por dentro
Con un cráneo desprovisto de carne
Y sus bellos dientes denunciaban la víctima”.

4-¿Cuentanos un poco de esta invitación a la Universidad de NIZA?

La invitación surge principalmente de la Asociación Danger Poesie, que dirige desde Costa Azul, el poeta Andrè Chenet, (casado con la poeta argentina Cristina Castello), para participar en marzo en la “Printemps des Poètes”, lo cual comprende la intervención en varios festivales de poesia como por ejemplo el festival de poesia: “Les fous du Loup”, entre otros.
la invitación tambien ha sido cursada por el departamento de epistemologia de la literatura de la Universidad de Niza Sophia Antipolis, a travès del poeta y profesor Patrick Quillier, quien es ademas el traductor al francès de la obra del poeta portuges Fernando Pessoa para la editorial Gallimard, y por otras asociaciones culturales como “Actes de prèsence” que dirige en Paris el poeta Pedro Vianna, “France Amerique Latine” de Limouge, que dirige Philippe Colin, para dictar conferencias sobre la poesia chilena contemporanea y dar recitales de mi poesia.

Algunos textos de Rodrigo

PRIMER ANUNCIO

Nos descarna la noche y se nos pegan todos los vuelos
Las manos han quedado abiertas
Para demostrar que los vientos han errado
Oyes esa harapienta vibración, si es la nuestra y es mejor ignorarla
Somos borrosos para los dioses tanto como ellos lo son para nosotros
Vamos vestidos con agujas quemadas, agotamos el primer ojo
Para que guardar memoria,
Si solo hay viento y agua operando en el brote de los seres inviolables
Las memorias alzaron la luz como limite primitivo
Habrá veces en que nos echen fuego o niebla encima
Para distinguirnos de eso que hubo entre el cielo y la copa del derrumbe.
Nadie ha descubierto nuestra cofradía,
Porque hablamos un idioma en clave
Entre la bruma accidentada y los lechos mancos
Llevamos atada a la espalda la quimera investida de cera.
Esta mañana se levanto el polvo,
Atisbo esa continuidad que se asoma al día
Un tiempo accesible del que se sale con pies de silbidos hacía las casas
Para entrar y salir de ellas, golpear las puertas mientras abren
Y no es nadie
Mientras vuelven a golpear y de nuevo abren y de nuevo no es nadie
Pero alguien hace cálculos, sumas y restas con esos golpes y comprueba
Que el mensajero fue cubierto por constelaciones marinas y anillos venenosos
Y llama a las líneas a advertir
Que las manos del cielo se basan en las retenciones.
Él con nosotros hace una sola cadena, esa sola cadena que hacemos
Con los ángeles que crecen hacia abajo en retribución a la madera
Con las animas genitales que marcan con oxido de zinc sus territorios
En los muros de las cavernas, ahora son distintos los umbrales,
Como el agua que se desengaña
Un renegado magnetismo nos enmascara,
Bañamos las armas en el leproso centelleo
El espacio que ocupamos dentro de la noche se vuelve niebla
Niebla que codicia la fragmentación del cuerpo.
Es mejor ignorar que nuestras raíces se abandonaron a cielos equivocados
Que al nacer interrumpimos a esas serpientes
Que son las herramientas de la tempestad
Es mejor no guardar memoria, todos vivieron bajo una lámpara culpable
Lo sumergible del mar primero fue hecho en el cielo
Miramos hacia atrás y vemos al fulgor derribar una hilera de días.
Es otra la mirada como la del hombre que se mira fijamente en la mujer
Y descubre que ha convivido con el relámpago
Que encamina a la sangre hacia un camino invisible
Con la clave que castiga las piedras, para que la luz se quede a solas con la muerte.
Descubre que ha agitado pájaros y espejos para que el infierno envejezca
Descubre que ha dejado cubierto de brisas el árbol sexual que releva a la muerte
Descubre que dos temblores se quedaron para siempre frente a frente.

TERCER ANUNCIO “La luz no puede confesar su edad”  

                                                                     Renato Yrarrázaval 

Suda tinta la penumbra
Dormimos en la habitación
No cesan las embestidas del vaho contra la ventana
Yo duermo abrazado junto a ti,
Sabiendo que los muertos tienen días sobrantes
Se agita el árbol y cae un resto de lluvia,
Nos cubren astros que fueron aflojados por la nieve
Hay días sobrantes que alternan con las hojas caídas.
Pero no lo creas todavía, espera,
Deja dentro de un dios de ceniza todas las fuerzas
Quien en verdad no sabe que la oscuridad es la nada envenenada
Tú no lo sabes
Y es como si la muerte os refregara su tripulación de túneles
No sabes que en ti yo agrietaba el sol,
No sabes que me quedaba siempre en tus redes llorosas,
Que todo el placer va a dar a los pozos mutantes,
Y después de los lechos el mar es estigma.
Pero no lo digas todavía,
Es mejor ver como se levantan los estratos de los ojos
Los estratos de los pies, las botellas llenas de pelos
Para avasallarnos todas las noches
Y tú huyes hacia el torrente y allí te azoto con la correa de transmisión
Hasta que la mañana revienta y deja en los ojos
Una renuncia llena de sabanas y de árboles.
No lo grites todavía,
Son otras voces las que se escuchan dentro de los cuerpos
Voces que nos dicen que aguas y fuegos insalvables alejan al día
Que la memoria es la parte más desbastada del cielo
Donde siempre he mirado a un rey cubrirse de axilas
Caer sobre los azulejos, instar a los animales a profanar la sal
Partir de cero en el seno cavernoso.
Muchas veces yo estaba huyendo
Como si el agua me fuera a comer la música
Y así abriendo las olas continuábamos la lengua ígnea
Que vengara a las aureolas.
Crecen y crecen uñas en las cavernas rebanando
A quien ose cruzar hacia el otro lado
A ver si aun se oyen gritos de acusados dentro de los corales.
Qué lejos se ve la hoja que une las agonías, ¡que pétrea se vuelve¡
No basta con esperarla caer, después de todo sabemos
Que si un nudo falla en el cielo se nace o se muere
O el pájaro ciega más y más al temblor.
Un molusco se clava en lo alto de las torres
Para ejercitarse contra los confines
Los ojos del aire tienen algo de clave enferma
Los ojos del aire graban lo subterráneo y se lo entregan
Al hombre retenido, al que enciende el fuego
Al que pone una inmaculada garganta como cruz sobre el mar
Ahí llegara solo el caballo en que se dan todas las reencarnaciones
Ah caballo solo, que oyes a la tormenta renegar sobre las yedras
Lejos estamos de los umbrales entrañables
Esparcimos carbón sobre un tambor mongólico
No lo vayas a callar del todo,
Es que no hay demasiada sangre para presentir la llave.

 

Rodrigo-Verdugo-Pizarro

Rodrigo Verdugo: (Santiago de Chile, 1977).
Poeta y Collagista. Coeditor y articulista de la Revista Derrame. Miembro del Grupo Surrealista Derrame. Sub director de la Revista Rayentru, Coeditor de la Revista Labios Menores y Coeditor de la Revista “Joan Brossa”. En 2002 publica su primer libro: “Nudos Velados”. Su obra ha sido publicada en revistas y antologías chilenas y extranjeras siendo traducida parcialmente al: Ingles, Francés, Italiano, Portugués, Polaco, Árabe, Uzbeko y Rumano, y obtiene el primer lugar en el concurso “Alas de poesía” organizado por la Asociación “Amigos de la poesía” (Monterrey. México). También Participa en las VI Jornadas Internacionales “Imágenes del cine”, Organizadas por el Instituto de Artes del Espectáculo de la Universidad de Buenos Aires, bajo la dirección de la catedrática Sylvia Valdés, en el Archivo general de la Nación, (Buenos Aires, Argentina). Es invitado a la XIX versión del Festival Internacional de poesía de Medellín.(Colombia). En 2010 participa en la muestra “Bicente Chile BCN” Muestra poética Chile- Barcelona, en el Centro Civico Convent de San Agusti, (Barcelona, España). En 2011 participa en la exposicion colectiva “El inverso del universo, homenaje a los cien años de Roberto Matta” organizada por la Fundación Itau. Actualmente se encuentra invitado a dictar un ciclo de conferencias sobre la poesía chilena contemporánea y dar recitales de mi poesía a la Universidad de Niza: la invitación ha sido cursada por el departamento de epistemología de la literatura de la Universidad de Niza Sophia Antipolis, a través del poeta y profesor Patrick Quillier, quien es ademas el traductor al francès de la obra del poeta portugués Fernando Pessoa para la editorial Gallimard, y por otras asociaciones culturales como “Actes de prèsence” que dirige en Paris el poeta Pedro Vianna, “France Amerique Latine” de Limouge, que dirige Philippe Colin.

 

 

One Response to El surrealismo persigue una revolución metafísica.

  1. charles abello aguayo dice:

    Un gran aporte gracias.

Responder a charles abello aguayo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *