Category Archives: Rodrigo Quintana

Tectónica de almas en Chile

Por Rodrigo Quintana


Así fue cómo un día entró a la librería, donde trabajé hace tantos años, un espigado poeta alemán llamado Martín Zcimeck quien me preguntó si teníamos algún volumen sobre terremotos chilenos. Él, se encontraba en suelo nacional estudiando nuestra relación con estos fenómenos y así acopiar material para su próximo libro centrado en, los también devastadores, “terremotos del alma”.

Me dijo: “Ustedes han vivido siempre enfrentados a catástrofes geológicas, pero los alemanes estamos constantemente a merced de los espirituales”.
¡Qué frasezón!, me dije en voz baja, recuperando el aliento.

LA MÁQUINA QUE PASÓ SOBRE PALESTINO

Por Rodrigo Quintana

Si bien la historia y el conflicto competen a dos pueblos del medio oriente, la solución al entuerto fue la “típicamente chilena”, como diría Coco Legrand luego de tomar unos litrajos de vino gatuno, se trata de la consabida “pasada de máquina o aplanadora”.

Es ésa maniobra tan larrainiana, un recurso muy simpaticón que surge cuando el poderoso se cansa y empieza a llamar por teléfono. Sirve para quitar un auspicio, evitar la exhibición de un documental incómodo, hasta aprobar rapidito una ley en el Senado para privatizar el mar de la Undécima región, antes de las vacaciones en Caburga.

H D Thoreau: No votar en este Chile es desobediencia civil.

por Rodrigo Quintana

“La mentira puede correr mil años, pero la verdad la pilla en un segundo”, le oí decir a una señora sabia en una población de Valparaíso.
La Constitución de 1980 tiene una base fascista indiscutible, pues nació de las actas constitucionales aprobadas entre 1974 y 1977, cuyo fundamento se encuentra en los escritos legislativos del Régimen de Vichy, instaurado en territorio francés en 1940 bajo el mando del Mariscal Pétain y en colaboración con el régimen nazi, según explicaba Enrique Silva Cimma.

LA VENGANZA DEL CINE CONTRA ADOLFO COUVE

Por Rodrigo Quintana

Adolfo Couve es un escritor chileno leído mal y poco, sin embargo es una de las joyas de nuestra prosa. Poseía un impresionante don como pintor, con el cual podría haber logrado fama internacional sin mayor esfuerzo, pero resolvió ser escritor postergando su carrera plástica.

Cultivó en sus primeras obras reconocidas (Alamiro, En los desordenes de Junio o El tren de Cuerda) un camino largo, consiguiendo un prestigio a punta de obsesivos años de correcciones en pos del párrafo perfecto y el tema universal.

11 de Septiembre simbólico y la resaca del cinismo

 Por Rodrigo Quintana

Enfrento estos días posteriores al 11 con la sensación de la peor de las resacas, en mi cabeza suplicante por cien migranoles giran frases, carepalismos, slogans, mentiras verdaderas y aberraciones históricas. Es la más infame, no tiene nada que ver con esa situación del jovencito despertando abrazado a una extraña pintarrajeada, tras demencial jarana.

Instituto Nacional: Un Bicentenario para la humildad

Por Rodrigo Quintana

Instituto Nacional

¿Qué tienen en común, al margen del gusto por andar poniendo “sobre nombres” a todo lo que se mueva, un ex presidente como Domingo Santa María, otro como José Manuel Balmaceda, premios nacionales de literatura como Fernando Santiván o Miguel Arteche, La sonora Tomo Como Rey, José Miguel Varas, o Manuel Montt?, ¿sólo que son chilenos?
Los une también haber estudiado en el Instituto Nacional, ¿pero sólo éso los hermana? ¿Acaso únicamente los ensambla haber vivido las temidas pruebas de nivel o sobrevivir al legendario “hoyito patada de pasillo”, ése que obligaba al caído en desgracia a correr a tocar la puerta de la sala para librarse del infierno?

LOS SUEÑOS DE PABLO, NUESTRAS PESADILLAS

Por Rodrigo Quintana

 “Es un Chile de oportunidades, es un país maravilloso”, nos dice Pablo mientras inicia una marcha, pues él no sabe bailar, sólo desfilar.  En esta vida unos cumplen sueños y otros metas, Pablo tuvo sueños/metas, que son nuestras pesadillas, todas infundidas por una ouija.